Ediciones Anteriores
 
Año 20 - Abril/2018
BIMESTRAL
N° 104
comunidad    INICIO      Sábado 22 de Septiembre del 2018    
  EDITORIAL

  INTERNACIONAL
NICARAGUA ROSA MURILLO LA HEREDERA

  POLÍTICA
EL PODER DE LAS IDEAS
ECUADOR ¡LO QUE DESEAN OCULTAR PARA SIEMPRE!
LA PROLONGACIÓN DE LA CRISIS
POR UNA IZQUIERDA ANTICAPITALISTA

  NATURALEZA
MUJERES Y EL AGUA

  REPORTAJE
CUENCA Y EL VADO
CUENCA "CIUDAD PARA LA VIDA"

  CULTURA
PAGINA LITERARIA
CUENCA NUMEM DE LA POESÍA
MIGUEL SANTIAGO EL PRÍNCIPE DE LA PINTURA AMERICANA DEL SIGLO XVII

  COMUNIDAD
PIEDAD MOSCOSO SERRANO
ARTE CULTURA Y ESPIRITUALIDAD
HOMENAJE A EL OBSERVADOR

  ARTE
SANDRA ARGUDO: ¡LA VOZ QUE CANTA AL CORAZÓN!
EXPRESION LATINOAMERICANA, 37 AÑOS

POR: Ofelia Muñoz

 

 


Piedad Moscoso Serrano
En  la historia de la lucha por la igualdad,  la justicia y  los derechos de las mujeres, se destaca una mujer valiente y decidida la Dra. Piedad Moscoso  Serrano,  quien a pesar de haber nacido de una familia  de la “ alta sociedad Cuencana”,  sin embargo, desde muy joven tomó consciencia de la situación  de desigualdad  social, política y económica de las mujeres en especial de las más pobres y se  dedicó a tomar las riendas de esta lucha dentro de una sociedad conservadora, patriarcal y machista.  Terminado su bachillerato se matriculó en la Facultad de Medicina, algo raro en esa época,  que una mujer optara  por una carrera que estaba asignada a los varones, pero rompiendo los esquemas logró ser una de las primeras médicas de la Ciudad de Cuenca.

Su profesión de médico la dedicó por entero a servir a los más pobres sobre todo a las mujeres humildes, ella no veía su profesión como un medio de subsistencia peor de acumular riqueza, su afán era servir.

Se distinguió siempre por su  carácter rebelde y contestario, su ética inclaudicable estará siempre en primera línea de las luchas populares de Cuenca en las difíciles épocas de la segunda mitad del Siglo XX.

Su ejemplo es de compromiso y de permanente activismo en la defensa de los derechos de las mujeres, en especial de las más pobres viviendo de cerca su vida y las condiciones en las que se desarrollaba e impulsándolas a organizarse,  enseñándoles a conocer  sus  derechos y a luchar para cambiar el sistema que las relegaba de una vida digna.

En el transcurso de su vida será testigo de las transformaciones políticas que comprende el surgimiento y la caída de los procesos de la izquierda revolucionaria a partir de la revolución Cubana, su presencia será clave para el surgimiento de los movimientos de mujeres en Cuenca, su activismo  será permanente, la pasión de su trabajo serán las mujeres pobres las privadas de la libertad, las lavanderas, las madres solteras, las mujeres violentadas, sus compañeras y sus alumnas.

Con  su  activismo hará posible que el tema de las mujeres esté presente en todos los espacios de discusión pública, en la academia y luego en las agendas públicas locales.

La Doctora Piedad Moscoso Serrano políticamente era una mujer de izquierda pero nunca se afilio a partido político alguno,  pero jamás abandonará su ideología,  siempre tuvo una posición  crítica frente a  los discursos y las contradicciones de la izquierda y de sus representantes.

Su palabra siempre estuvo acompañada de la acción en un contexto y en un tiempo donde proclamar ideas libertarias, revolucionarias  era un escándalo  y muchas veces le  costó que varias veces la cesaran de su trabajo.

La Doctora Piedad Moscoso  mantuvo una fraterna  amistad por muchos años con otro personaje de la izquierda ecuatoriana como es Nela  Martínez Espinoza destacada intelectual y mujer de lucha quien participó en el movimiento conocido como “La Gloriosa” en 1944 y fue encargada de facto por 72 horas de la Presidencia de la República.

Su profundo  humanismo y su  compromiso con los pobres se  harán posibles  con la atención médica gratuita que ofrece en su propia casa con el transcurrir del tiempo, en 1974  funda el Centro de Salud del Pueblo junto con sus compañeras Cecile Durán y  Soledad Estrella.

Fue palabra y acción estuvo, presente en las luchas populares, encabezando las marchas,  haciendo escuchar su voz firme y combativa diáfana, sin temor ni renunciamiento a sus principios revolucionarios, muchas veces por su forma  franca, directa y frontal de expresar sus opiniones fue incomprendida aún por sus compañeros.

Se definía políticamente como anarquista y  decía: “ Yo fui anarquista  a mucha honra, pues el anarquismo es una doctrina política noble, bien intencionada, con profundas raíces filosóficas, con proyecciones sociales y económicas, para  defender la libertad de organización, la libertad de pensamiento, para combatir las injusticias auspiciadas por el Estado”.

La Doctora Piedad Moscoso se ha constituido en un ícono de las luchas populares de Cuenca y el país, su ejemplo de compromiso por los más pobres, su valentía, su accionar permanente en la defensa de los derechos de las mujeres han quedado  como testimonio de su vida de activista sin tregua y una luz en el camino a seguir para las presentes y futuras generaciones de mujeres y hombres que continúan  luchando contra la injusticia y la desigualdad y contra la aberrante corrupción  que aquejan a nuestra sociedad ecuatoriana en todas las instancias gubernamentales.


 


ENCUESTA
¿Está de acuerdo usted que el Tranvía pase por la Calle Gran Colombia en Cuenca?
SI
NO

resultados


  Dirección: Sucre 3-90 y vargas Machuca
3er. Piso, oficina #31
Teléfono: (593-7)2841019
Fax: (593-7)2841103

Copyright © 2012 PROCORP