Ediciones Anteriores
 
Año 20 - Febrero/2019
BIMESTRAL
N° 109
nacional    INICIO      Lunes 22 de Julio del 2019    
  EDITORIAL

  INTERNACIONAL
ENTREVISTA A ANTONIO LEDESMA

  NACIONAL
¿PLAN PARA DESTRUIR Y PRIVATIZAR EL IESS?

  OPINION
MACHISMO Y XENOFOBIA

  POLITICA
HEGEMONIA NEOLIBERAL Y ELECCIONES: ¿UNA VUELTA TOTAL?
LOS ECUATORIANOS EXIGEN TRANSPARENCIA

  PATRIMONIO
EL LEGADO ARQUITECTONICO EN CUENCA

  NATURALEZA
ANDWA
DEFENSA DE LOS EUCALIPTOS

  SALUD
MEDICAMENTOS CADUCADOS, UN RIESGO PARA LA SALUD

  HISTORIA
EN TORNO A DOS HECHOS HISTORICOS

  HOMENAJE
104 AÑOS DE VIDA DE "EL CARACTER"

  CULTURA
PAGINA CULTURAL
EDGAR EFRAIN PALOMEQUE VIVAR

  PERSONAJE
UN LUCHADOR INCLAUDICABLE
ENRIQUE GALLEGOS ARENDS EL TROVADOR DE ANTAÑO
RAQUEL RODAS

  COMUNIDAD
QUINJEO PATRIMONIO CULTURAL

POR: Diego Delgado Jara

 

 


¿Plan para destruir y privatizar el IESS?
El Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social, IESS, ha sido históricamente la entidad llamada a proteger a los trabajadores y jubilados del Ecuador, pero al recibir el equivalente a la quinta parte de los ingresos de quienes laboran en la República ha sido motivo de codicias y afanes delincuenciales escandalosos, propiciados a veces por los propios círculos gobernantes. Intentemos analizar su actual situación. Con el afán de bosquejar su realidad presentamos algunos elementos de juicio con las fuentes respectivas:
 

¿Cuántos ecuatorianos se benefician del IESS?
 
1. Según datos del propio IESS, publicados en El Comercio, del martes 14 de abril del 2015, página 2, cuando Rafael Correa y su bloque legislativo de Alianza País le retiraron el aporte del 40 por ciento al que debía contribuir el fisco cada año, según lo ordena el Art. 371 de la Constitución, la cobertura de la entidad, en cifras oficiales, cubría entonces a 3´113.163 afiliados activos, 816.634 afiliados al Seguro Social Campesino, 365.686 jefes de familia del Seguro Social Campesino, y 451.109 pensionistas (jubilados, viudas y huérfanos). Su número desde entonces debe haberse incrementado.
 
2. El régimen de Correa siempre se jactó de haber incrementado el número de personas acogidas a la Seguridad Social como cuando “incorporó” a los familiares de los afiliados; lo que omitió decir es que nunca dio, disponiendo del total y absoluto control parlamentario, los fondos necesarios para garantizar servicios de calidad, no desmejorar su atención y evitar su colapso financiero como ha sido, por las evidencias, su objetivo programado.
 
3. Resulta lógico y más que notorio que si no financia y no entrega los recursos indispensables para las nuevas prestaciones a las que nadie se opone, está deteriorando y desfinanciando a la Seguridad Social, en forma planificada, para colapsarla. ¡Si existen diez almuerzos y diez personas es una cosa; y otra muy distinta es dividir esos mismos diez almuerzos para cien comensales! ¿Cómo duermen en una cama de una plaza veinte personas? ¡Colapsar al IESS es el obvio preludio para privatizarlo! Como enseña el viejo adagio: “La razón natural no pide fuerza.”
 
¿Cuáles son las necesidades anuales del IESS?
 
El presupuesto anual para la Seguridad Social, según los datos de la Dirección Nacional de Afiliación y Cobertura del IESS, tiene un monto anual calculado en cuando menos unos siete mil millones de dólares, pues sus gastos llegan a 4.000 millones para pensiones, donde los rubros más altos son por vejez 1.995 millones, por discapacidad 804 millones, por montepío 334 millones, por invalidez 121 millones; para el Seguro Social Campesino 490 millones, Administración del IESS 338 millones, y para la aseguradora que incluye riesgos de trabajo 197 millones. Según el ex director del IESS, Hugo Villacrés, “El total del presupuesto (del 2015) que tiene salud en el IESS es de 1.900 millones de dólares.” (Expreso, miércoles 1 de abril del 2015, página 4). ¡En el año 2016 el presupuesto del IESS alcanzó a USD 7.699 millones de dólares! ¡Pero Rafael Correa y Alianza País, de manera perversa, legislaron para producirle un déficit o faltante previsible como lo vamos a demostrar!
 
¿Quién ha sido uno de los mayores adversarios reales y saboteadores del IESS?
 
1. Hablan los hechos, las conductas, la realidad documentada e inobjetable. Al inicio del 2015 estaba destinado el monto de 1.400 millones de dólares para el IESS. Entonces el régimen de Correa realizó un recorte presupuestario y retiró USD 300 millones para dejar en 1.100 millones los recursos destinados para el IESS y que están contemplados en el Art. 371, inciso segundo, de la Constitución, que establece en forma imperativa: “Los recursos del Estado destinados para el seguro universal obligatorio constarán cada año en el Presupuesto General del Estado y serán transferidos de forma oportuna.”
 
2. ¡Para no cumplir con esta obligación constitucional y destinar ese dinero a otros fines esos USD 1.100 millones de dólares para el IESS, Rafael Correa y los cien asambleístas de Alianza País (elegidos en forma sospechosa en un proceso electoral más que turbio con 1´139.363 votantes fantasmas, adicionales a los estimados por el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos, INEC), en forma descarada y cínica, reformaron el Art. 237 de la Ley de la Seguridad Social, con una supuesta “Ley Orgánica de Justicia Laboral y Reconocimiento del Trabajo en el Hogar”, y desde entonces no realizan estos aportes constitucionales, de obligatorio cumplimiento, al IESS, aunque se tomaban sus recursos con la venia de autoridades encaramadas en el IESS, impuestas por el propio Rafael Correa y Alianza País!
 
3. Quien dude puede mirar esta “Ley Orgánica de Justicia Laboral y Reconocimiento del Trabajo del Hogar”, publicada en el tercer suplemento, del lunes 20 de abril del 2015, donde desaparece la norma 237 de la Ley de Seguridad Social que consagraba: “Art. 237.- FINANCIAMIENTO. En todos los casos comprendidos en este capítulo, el IESS cubrirá el sesenta por ciento (60de la pensión respectiva, y el Estado continuará financiando obligatoriamente el cuarenta por ciento (40restante; pero, en cualquier circunstancia, el IESS otorgará la prestación completa.” ¡Sería muy interesante que quienes disponen de los videos o audios con los argumentos de los asambleístas de Alianza País respecto a esta reforma infame de abril del 2015 lo repliquen en las redes para constatar no solo las mentiras oficiales, sino a la plana mayor de los gestores de esta puñalada a los jubilados y trabajadores del Ecuador!
 
4. Cabe indicar que los pagos de las obligaciones fiscales de los años precedentes, para con la Seguridad Social, no se hacían tampoco en dinero, sino sobre todo a través de bonos pagaderos a doce años de plazo, conforme lo determinó la propia Comisión de los Derechos de los Trabajadores, de la Asamblea Nacional, cuando se enteraron que el Estado pagó, por las pensiones. hasta el año 2014 USD 3.366 millones de dólares en bonos. (El Comercio, miércoles 8 de abril del 2015, página 4.)
 
Iv. ¿Qué significó el despojo programado de 1.100 Mlls de dólares al año impulsado por Correa?
 
1. ¡Nunca antes, ningún Gobierno, ni con precios mucho más bajos del barril de petróleo, desconoció esta obligación y mutiló en forma artera, mediante ley, en contubernio con legisladores serviles e irresponsables, los dineros del IESS! ¡Hasta se atrasaron en los pagos, pero nunca mutilaron con ley sus rentas para llevarse el dinero! ¡Un auténtico atraco! Suponiendo que desde el 2015 no hubiesen existido incrementos de esta obligación, el IESS, entidad que atiende a millones de familias y cientos de miles de enfermos y ancianos, perdió ingresos, constitucionalmente garantizados, de cuando menos 3.300 millones de dólares correspondientes a 1.100 millones cada año, por el 2015, el 2016 y el 2017.
 
2. La búsqueda planificada para desfinanciar al IESS era tan notoria, que según estudios actuariales serios, se demostró su planificada descapitalización. Este despojo programado empuja a consumir las reservas y ahorros de la Seguridad Social hasta evaporar todas sus garantías de atención, anunciar su quiebra y entregar su gestión a sectores financieros privados, como hizo el general Pinochet en Chile. Los pasos adoptados y la dirección emprendida con estas políticas no permite confusiones ni extravíos.
 
3. Ha sido tan notoria la perversidad y el ánimo destructor del IESS que 32 organizaciones nacionales de trabajadores, el Comité Empresarial Ecuatoriano, la Federación Nacional de Cámaras de Industrias, las Asociaciones de Industriales Textiles, de productores y exportadores de flores y cacao, y hasta de bancos privados, en carta al presidente Lenin Moreno, denuncian que las autoridades del IESS, colocadas por Rafael Correa, han transferido en forma ilegal recursos del Fondo de Pensiones y de Riesgos de Trabajo, al Fondo de Salud, que están reduciendo los fondos del BIESS (Banco del IESS), y que se han tomado reservas, consumido o realizado desinversiones, por falta de esos ingresos, por USD 1.514 millones en el 2015, USD 1.680 millones en el 2016 y 1.942 millones en el 2017. (Expreso, sábado 30 de septiembre del 2017, pág. 3.)
 
4. Es tan notoria la desaparición progresiva de las reservas financieras del IESS que el ex actuario del IESS, Eco. Ramiro Vega, que lo sacaron de la entidad (junto a todos los técnicos experimentados de esta área) para que no emita informes reveladores sobre la verdad de lo que iba a suceder con las políticas de Correa, da cuenta que, en este año, las reservas de la entidad en el 2017 están en 8.423 millones. En el 2018 se estiman en 7.200 millones. En el 2019 serían de 5.976 millones. En el 2020 en 4.752 millones. En el 2021 en 3.528 millones. En el 2022 serían de 2.304 millones. En el 2023 habría una reserva de 1.080 millones. En el 2024 ya se necesitaría pedir cuando menos 143 millones de dólares. ¡Nada ha sido casual! ¡Rafael Correa sabía a la perfección lo que hacía y las consecuencias de sus actos premeditados!
 
5. La importancia de la existencia de estas reservas de la Seguridad Social, para el futuro, esto es los llamados fondos previsionales, son tan vitales para la sobrevivencia biológica de los jubilados y para la atención de los trabajadores, porque, como lo determinan los observadores, cada vez existirán más jubilados y menos trabadores que coticen para la Seguridad Social. Cada vez habrán menos trabajadores aportantes para el IESS en tanto el número de jubilados podría en una década, en el caso ecuatoriano, duplicarse. Se ha estimado que ahora existen unos ocho trabajadores aportantes por cada jubilado. ¿Qué pasaría si los aportantes por cada jubilado bajan en algún tiempo solo a tres o dos obreros? ¡Descapitalizar a la Seguridad Social es atentar a la vida de varios cientos de miles de ecuatorianos, sobre todo de la tercera edad!.


 


ENCUESTA
¿Está de acuerdo usted que el Tranvía pase por la Calle Gran Colombia en Cuenca?
SI
NO

resultados


  Dirección: Sucre 3-90 y vargas Machuca
3er. Piso, oficina #31
Teléfono: (593-7)2841019
Fax: (593-7)2841103

Copyright © 2012 PROCORP