Ediciones Anteriores
 
Año 20 - Agosto/2018
BIMESTRAL
N° 106
opinion    INICIO      Sábado 17 de Noviembre del 2018    
  EDITORIAL

  INTERNACIONAL
¡ORTEGA NO DEJARA EL PODER!
MEXICO: EL NUEVO MAPA POLITICO
ACUERDO DE PAZ EN COLOMBIA

  OPINION
ELIMINACION DE LOS SUBSIDIOS: OTROGOLPE PARA EL PUEBLO
¿QUE PASA EN NICARAGUA?

  POLITICA
ECUADOR: EL DESPERTAR DE LA SOCIEDAD CIVIL

  ANALISIS
LOS RETOS PARA LAS PROXIMAS ELECCIONES

  SUCESOS
HOMENAJE A MARCELO

  DENUNCIA
LA VIOLENCIA SEXUAL Y EL ROL DE LA IGLESIA

  POLITICA

  EDUCACION
EL APORTE DEL MAESTRO A LA SOCIEDAD

  COMUNIDAD
TRANSPORTE URBANO EN CUENCA
SHIWIAR

  CULTURA
OPERA EUNICE

  LITERATURA
PAGINA LITERARIA

  CIUDAD
LA FACULTAD DE ARQUITECTURA
PROYECTO EDUCATIVO CULTURAL

POR: Jaime Chuchuca Serrano

 

 


¿Qué pasa en Nicaragua?
Augusto Sandino, campesino nicaragüense, se convirtió en el prototipo de luchador contra la invasión del imperialismo estadounidense y la dinastía Somoza; después de su muerte se convirtió en el emblema del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN). Al inicio, el frente sandinista se conformó con una mixtura ideológica de ribetes antiimperialistas, nacionalistas, socialdemócratas y socialistas, sin embargo se iría transformando poco a poco hasta consolidar una plataforma socialdemócrata y neoliberal.

A la caída de Somoza, se instauró la Junta de Gobierno de Reconstrucción Nacional, conformados por los sandinistas, entre ellos Daniel Ortega, otros socialdemócratas y empresarios. Ortega ganó las elecciones presidenciales de 1984 con el 63quedándose hasta 1990. Después de permanecer 16 años en la oposición, Daniel Ortega ganó de modo seguido las elecciones presidenciales de 2006, 2011 y 2016; su último mandato fenecerá en el año 2021.

En el actual gobierno de Ortega se ha consolidado el autoritarismo político y la represión para sostener la institucionalidad neoliberal. El hiperpresidencialismo determina la acción de las otras funciones del Estado y la reelección indefinida garantiza la perpetuidad del poder de Ortega. La política neoliberal ha profundizado las desigualdades sociales, la flexibilización laboral y la explotación. La coerción que ejerce el gobierno está fortalecida por la monopolización de los medios masivos de comunicación. El autoritarismo de Ortega se ha vuelto aún más peligroso con la creación del paramilitarismo. Al igual que varios países latinoamericanos, Nicaragua se encuentra sumida en la corrupción. Para mantener su hegemonía, Ortega ha realizado acuerdos políticos con políticos tradicionales y corruptos como Arnoldo Alemán.

Las movilizaciones contra el gobierno de Ortega por las reformas del Seguro Social y la catástrofe ecológica de la Reserva Biológica Indio-Maíz, lo pusieron contra la pared y mostraron su carácter represivo y paramilitar. La represión que sentía el sector rural nicaragüense –por su oposición a la extensión de la frontera agrícola y los megaproyectos con fuerte financiamiento chino-  sólo fue entendida cuando la represión llegó a Managua. La oposición política fue creciendo poco a poco hasta unificar fuerzas de distinto orden político que tienen como enemigo común a Ortega. 

La represión del gobierno de Ortega ha consumido más de trescientas vidas en últimos meses. Nicaragua no necesita la intromisión de Estados Unidos, necesita un camino de paz, y no lo logrará si no desmantela la institucionalidad neoliberal, el hiperpresidencialismo, el paramilitarismo y el andamiaje de la corrupción. Ortega debería adelantar las elecciones y renunciar por el bien de Latinoamérica.



 


ENCUESTA
¿Está de acuerdo usted que el Tranvía pase por la Calle Gran Colombia en Cuenca?
SI
NO

resultados


  Dirección: Sucre 3-90 y vargas Machuca
3er. Piso, oficina #31
Teléfono: (593-7)2841019
Fax: (593-7)2841103

Copyright © 2012 PROCORP