Ediciones Anteriores
 
Año 23 - Diciembre/2021
BIMESTRAL
N° 126
cultura    INICIO      Virenes 21 de Enero del 2022    
  EDITORIAL

  INTERNACIONAL
PARADIGMA ELECTORAL DE AMERICA LATINA EN LA CONSERVACION DEL PODER DE EEUU

  NACIONAL
DESPOJO DEL PATRIMONIO
LA MINERIA DE COBRE DE LA CORDILLERA DEL CONDOR
ALTERNATIVA EDUACION ACTUAL?

  REPORTAJE
RE-CONOCER EL PATRIMONIO

  OPINIÓN
OSCURANTISMO IDEOLOGICO Y PERVERSO

  DENUNCIA
UNA BOMBA DE TIEMPO
ANALISIS DE LAS INSTITUCIONES CULTURALES EN EL AZUAY
DISPENDIO DE FONDOS PUBLICOS
AZUAY SIN LIDERAZGO

  EDUCACIÓN
COLECTIVO CULTURAL CASA TOMADA
WARMIS: EXPRESION Y REFLEXION

  CULTURA
EL DIARIO DE HERMES
"INDEPENDENCIA" DE CUENCA
PAGINA LITERARIA

POR: Armando Sacta Guamán

 

 


Página literaria
El poeta español Gustavo Adolfo Bécquer, en sus 34 años de existencia, ya tuvo fama de poeta romántico, pero su prestigio mundial surgió después de su muerte, con la publicación de sus 55 Rimas y 28 Leyendas. En esta página constan la Rima IV y la Rima VIII, por tratar de la Poesía:

 Rima IV
 No digáis que agotado su tesoro,
de asuntos falta, enmudeció la lira;
podrá no haber poetas; pero siempre
habrá poesía.
Mientras las ondas de la luz al beso
palpiten encendidas;
mientras el sol las desgarradas nubes
de fuego y oro vista;
mientras el aire  en su regazo lleve
perfumes y armonías;
mientras haya en el mundo primavera,
¡habrá poesía!
 Mientras la ciencia a descubrir no alcance
las fuentes de la vida,
y en el mar o en el cielo haya un abismo
que al cálculo resista;
mientras la humanidad, siempre avanzando no sepa a do camina;
mientras haya un misterio para el hombre,
¡habrá poesía!
Mientras sintamos que se alegra el alma,
sin que los labios rían;
mientras se llore sin que el llanto acuda
a nublar la pupila;
 mientras el corazón y la cabeza
batallando prosigan;
mientras haya esperanza y recuerdos,
¡habrá poesía!
 Mientras haya unos ojos que reflejen
los ojos que los miran;
mientras responda el labio suspirando
al labio que suspira;
 mientras sentirse puedan en un beso
dos almas confundidas;
mientras exista una mujer hermosa
¡habrá poesía!

        Rima VII
 
Del salón en el ángulo oscuro,
de su dueño tal vez olvidada,
silenciosa y cubierta de polvo
veíase el arpa.
 ¡Cuánta nota dormía en sus cuerdas,
como el pájaro duerme en las ramas,
esperando la mano de nieve
que sabe arrancarlas!
 ¡Ay!-pensé- ¡Cuántas veces el genio
así duerme en el fondo del alma,
y una voz, como Lázaro, espera
que le diga: Levántate y anda!

En relación a estas Rimas de Bécquer, Rubén Darío (Félix Rubén García Sarmiento), nicaragüense, en 1887 publicó un libro también llamado RIMAS. Y recuerda la Rima VII de Bécquer, en el poema

HAY UN VERDE LAUREL.
Hay un verde laurel. En sus ramas
un enjambre de pájaros duerme
un mudo reposo, sin que el beso del sol los despierte.
Hay un verde laurel. En sus ramas
que el terral melancólico mueve,
se advierte una lira, sin que nadie esa lira descuelgue.
¡Quién pudiera, al influjo sagrado
de un soplo celeste,
despertar en el árbol florido
las rimas que duermen!
¡Y flotando en la luz el espíritu,
mientras arde en la sangre la fiebre,
como “un himno gigante y extraño”
arrancar a la lira de Bécquer!
 En este poema Rubén Darío demuestra, hasta con el título de su libro, la importancia que tuvo para él las Rimas de Bécquer; por las metáforas, sencillez y claridad de los versos, de fácil entendimiento. Además Bécquer expresa lo que es la Poesía y en dónde encontrarla; y precisamente por estas cualidades poéticas, Bécquer tiene fama mundial.
 Bécquer dice claramente que la poesía no está en la forma, por bonita que sea, sino en el fondo; no está en el continente, sino en el contenido; no está en el cuerpo, sino en el alma. De modo que los versos no son poesía, los versos forman el poema y la poesía está adentro. Entonces las figuras literarias sólo adornan a los versos, para que la poesía sea más hermosa.
 Respecto al verso, el poeta español José Zorrilla y Moral (1817-1893), el 31 de Mayo de 1885, en una parte de su discurso de ingreso a la Real Academia Española, expresa:
¿Qué los versos no son la poesía?
No, pero son su vestidura regia,
son de su jerarquía el atributo,
la pedrería son de su diadema,
de su manto real son los armiños;
la poesía, por el verso, es reina;
la versificación es la cuadriga
de corsas blancas con que va a sus fiestas,
la góndola de nácar en que boga, 
y las alas del cisne con que vuela.
 Pero la poesía no es exclusiva del verso, sino también es de la prosa. Un bello ejemplo es “Platero y yo”, novela literaria de Juan Ramón Jiménez Mantecón, Premio Nobel de Literatura 1956; publicada en 1914. Es de género narrativa.


 


ENCUESTA
¿Está de acuerdo usted que el Tranvía pase por la Calle Gran Colombia en Cuenca?
SI
NO

resultados


  Dirección: Sucre 3-90 y vargas Machuca
3er. Piso, oficina #31
Teléfono: (593-7)2841019
Fax: (593-7)2841103

Copyright © 2012 PROCORP