Ediciones Anteriores
 
Año 22 - Diciembre/2020
BIMESTRAL
N° 120
internacional    INICIO      Sábado 27 de Febrero del 2021    
  EDITORIAL

  INTERNACIONAL
BOLIVIA
BOLIVIA: RADIOGRAFÍA ELECTORAL

  NACIONAL
¿NUEVA DICTADURA?

  BICENTENARIO
CIUDAD BICENTENARIA
VERDELOMA
EL BICENTENARIO DE CUENCA: UNA OPORTUNIDAD HISTÓRICA PERDIDA
LA OMISIÓN DEL SIGLO

  NATURALEZA
ILLINCOCHA NO SE TOCA
GALÁPAGOS EL ÚLTIMO RINCÓN DEL PLANETA

  CULTURA
EL LIBRO DE NABÓN
PÁGINA LITERARIA

  PERSONAJE
NUEVA VICEPREFECTA DEL AZUAY

POR: Jaime Chuchuca Serrano

 

 


Bolivia
Con esta entrega, llegamos a la edición 120. Son más de 22 años de un trabajo cautivador, sin descanso, con la misma pasión de siempre y hasta siempre. Con este número queremos rendir un sentido homenaje póstumo al compañero de mil batallas, al periodista que a lo largo de su vida, no claudicó jamás a sus principios éticos, a sus valores morales . Galo Muñoz Arce, por esas cosas incomprensibles del destino se fue antes de tiempo. Su pluma y su presencia nos acompañó muchos años. Cuando tuvimos que enfrentar en los juzgados, la arremetida de poderes políticos corruptos, desenmascarados por El Observador, allí estuvo, en primera fila, dando la cara, portando su pancarta con frases en defensa de la libertad de expresión, en contra de las mafias corruptas y corruptoras que han saqueado el país, sin piedad, sin compasión.

Galo Muñoz Arce, fue un caballero, un señor periodista que nos dejó grandes lecciones. Fue un Maestro del Periodismo. Las pláticas fueron interminables, sus enseñanzas enriquecedoras, sus consejos oportunos, siempre útiles, lo que nos ha permitido continuar con la tarea periodística, siempre pensando en mejores días para la encantada ciudad patrimonial, que nos vio nacer y que seguro nos verá partir, cuando llegue el momento.

Galo Muñoz Arce, vivió muchos años en Nicaragua (34) en su amada Estelí. Apenas tenía 30 años de edad cuando se vio obligado a dejar el país clandestinamente, debido a la persecución política que sufrió por parte de la dictadura de la época. Un tiempo se refugió en la embajada de México. En el país centroamericano fue un soldado-revolucionario más que luchó contra la dictadura feroz y cruel de Anastasio Somoza. Siendo corresponsal de guerra formó parte de la brigada internacional “Simón Bolívar”. Un defensor a tiempo completo de los desposeídos, de los ofendidos y explotados campesinos, indígenas, hombres y mujeres de este dilapidado pueblo ecuatoriano.

Galo Muñoz Arce, heredó el periodismo combativo de su abuelo Alfonso Arce Vásquez, fundador del periódico “El Carácter”. Uno de sus sueños, me confesó en algunas oportunidades, era retornar a su inolvidable Estelí, para vivir sus últimos años. Ese deseo no se cumplió, Galo falleció en casa de su hermana Ruth, solo, confinado por la pandemia de ese maldito virus que ha cobrado la vida de cientos de miles de seres humanos, a nivel mundial.

Escribió en las páginas de El Observador, muchos temas, pero con especial interés y pasión, denunció la corrupción política de los gobiernos de Correa y Moreno. En memoria de Galo, reproducimos lo que hace más de 150 años escribiera el Maestro Juan Montalvo:

“Robar a la nación es robar a todos; el que roba es dos, cuatro, diez veces ladrón; roba al que ara y siembra, roba al que empina el hacha, al que acomete al yunque, roba al que se une al trabajo común con el alma puesta en su pincel; roba al agricultor, al artesano, al artista, roba al padre de familia; roba al profesor: roba al grande: roba al chico. Todos son contribuyentes del Estado; el que roba al Estado a todos roba, y todos deben perseguirlo por derecho propio y por derecho público”. “Roba pero hace”, frase que todos debemos eliminarla y borrarla de nuestras mentes.

Galo seguiremos tu camino, no nos apartaremos de la senda del periodismo frontal, valiente, sin medias tintas, sin dejarnos amedrentar de los politiqueros de turno, de esos que se ofenden y amenazan cuando se les pone el dedo en la llaga, cuando se les denuncia con santo y seña, sus trapacerías, de esos mediocres que no tienen idea de cómo se administra una ciudad, un país, que hacen del servicio público un gran negocio lucrativo, en beneficio personal, y en provecho de sus agnados y cognados. Hasta pronto Comandante.


 


ENCUESTA
¿Está de acuerdo usted que el Tranvía pase por la Calle Gran Colombia en Cuenca?
SI
NO

resultados


  Dirección: Sucre 3-90 y vargas Machuca
3er. Piso, oficina #31
Teléfono: (593-7)2841019
Fax: (593-7)2841103

Copyright © 2012 PROCORP