Ediciones Anteriores
 
Año 18 - Febrero/2017
BIMESTRAL
N° 97
naturaleza    INICIO      Sábado 23 de Septiembre del 2017    
  EDITORIAL

  NACIONAL
ENTRE LA INERCIA Y EL DESENCANTO

  NATURALEZA
AMAZONIA SUSTENTO Y VIVENVIA ESPIRITUAL
DAÑOS AMBIENTALES
ENCUENTRO POR EL AGUA Y LA PACHAMAMA

  CIUDAD
SANTIAGO LÓPEZ: Estamos trabajando a conciencia
EL ACCIONAR DE LA FISCALÍA

  OPINION
CUESTIONADO CONCURSO DE FRECUENCIAS

  REPORTAJE
"MONCHITO" TU VOZ RESONARÁ EN EL TIEMPO

  ENTREVISTA
PRESIDENTE TIENE QUE SER MÁS SERENO

  CULTURA
LOS CONJUROS DE ROSALÍA ARTEAGA
ADRENALINE... UN CAMINO HACIA EL ÉXITO

  COMUNIDAD
NOVIAZGO SIN VIOLENCIA
PASE DEL DIVINO NIÑO MIGRANTE
SE HACE CAMINO

POR: Armando Sacta

 

 


Daños Ambientales
Lo ambiental está constituido por lo natural y por lo cultural. Lo natural comprende todo lo formado por la Madre Tierra (Pachamama) y lo cultural comprende todo lo creado por ser humano. En base a estos conceptos, podemos comprender lo que son los daños ambientales: a lo natural, a lo cultural o a los dos elementos de lo ambiental.
 
LA MESETA PACHAMAMA
La meseta Pachamama está ubicada entre la parroquia Solano del cantón Déleg, de la provincia del Cañar, al norte; y la parroquia Llacao del cantón Cuenca, de la provincia del Azuay, al sur.
Es una extensa meseta, maravillosa, con un paisaje extraordinario y un panorama fabuloso, destacando además su invalorable contenido arqueológico, situado de manera especial hacia el lado perteneciente a la parroquia Solano, en los sectores denominados Cuevaloma, Quichul y Tablamachay.
En 1990, la meseta fue invadida por una mal llamada Cooperativa Agrícola de Taxis Relámpago; que procedió a roturar el suelo, dañando muros y basamentos de vivienda y de otras construcciones ancestrales. Al final triunfó la sociedad civil, cuando el IERAC declaró que la meseta Pachamama era del Estado; como antes había sido.
Años después, el desconocimiento de la importancia arqueológica y paisajística de la meseta, aparte de la ignorancia limítrofe, influyeron para que la Municipalidad de Cuenca pretenda convertirla en botadero de basura, durante la primera alcaldía del Arquitecto Fernando Cordero Cueva.
Por cuyo motivo el Arqueólogo Antonio Carrillo Buenaño tuvo que demostrar la existencia inclusive de un Uzno ceremonial cañari, al medio de estructuras arqueológicas en tres niveles; formando un verdadero Complejo Arqueológico y Paisajístico, sin parangón en el Ecuador.
Otra vez fue una dura lucha de la sociedad civil en defensa de la meseta, contra la Municipalidad, sus técnicos y sus consultores que soslayaron en sus investigaciones al elemento cultural; tanto que asomó a favor de la Municipalidad un supuesto experto, arguyendo que en la meseta: muy bien podían coexistir la cultura con la basura. Pero nuevamente triunfó la comunidad, continuando la meseta como patrimonio natural y cultural del país.
Sin embargo, hace cuatro meses, la meseta apareció agredida y parcelada en varios espacios, mediante la rotura del suelo con tractor. Aparte de ser convertida en escombrera, con desechos de materiales de construcción, a lo largo de la vía de ingreso a la misma.
Por estas causas, cumpliendo el Numeral 13 del Art. 83 de la Constitución, los ciudadanos Graciela Estrella Abril, Fernando García Durán, Vicente Tello Carrión y Armando Sacta Guamán, acudieron a todas las autoridades del Cañar y del Azuay, solicitando que adopten las acciones legales respectivas, para la reparación de los daños y la sanción correspondiente a los autores, cómplices y encubridores; ya que dichas autoridades representan a las instituciones que conforman el Estado y tienen el deber de “Proteger el patrimonio natural y cultural del país”, en conformidad al Numeral 7 del Art. 3 de la Constitución.
 Ahora los cuatro ciudadanos nombrados, procurarán que la meseta Pachamama sea declarada mediante ley: COMPLEJO ARQUELÓGICO Y PAISAJÍSTICO DEL ECUADOR; por ser la única meseta con riqueza arqueológica y belleza paisajística sin paradigma en el país.
 
EL CERRO CAUSHIN
El cerro Caushín es un santuario de altura, a donde subían nuestros pueblos ancestrales para sus ritos, ceremonias y ofrendas a los dioses; especialmente al Sol, a la Luna, al Agua. Cuyas costumbres también tenían los cañaris.
Este cerro se halla ubicado al oriente del Centro Parroquial de Cumbe. Es un cerro corpulento, con terrazas grandes y pequeñas, repartidas desde los dos lados del camino de ascenso; y su cumbre es una hermosa planicie grande.
Al cerro se asciende más por el sendero oriental. A la entrada del mismo, un poco más allá, destaca un fornido árbol de Capi, en la hilera de otros de igual especie. Es un árbol centenario, con extraño ramaje, que facilita sentarse una persona cómodamente. La leyenda cuenta que en este árbol se escondía el Chusalongo, al llegar la noche, esperando que alguna mujer pase por allí.
Más arriba, al medio del cerro, existe una pequeña cueva. Y la leyenda cuenta que era la guarida del Chusalongo. Un hombre pequeño, del porte de un niño, delgado, simpático, atractivo, con rostro de adulto; temor de las mujeres por su dilatado órgano viril.
 De este modo el cerro Caushín está enriquecido con leyendas, que son patrimonio cultural intangible. Además y principalmente es un santuario de altura de nuestros pueblos ancestrales. Donde aparecen tímidos los venados, porque se los persigue para cazarlos. También con suerte se pude ver conejos.
Pero últimamente el cerro Caushín, patrimonio natural y cultural del país, está siendo destruido con sembríos de maíz en varias terrazas, y en la cumbre con sembríos de mellocos y maíz; pudiendo verse por todos los lados, la cantidad de cerámica ancestral despedazada. Asimismo hay varios muros dañados, en las terrazas. Finalmente existe la ilegal presencia del huaquerismo destructor.
Por estos daños ambientales, los ciudadanos Maribel Tenesaca Sisalima, Fernando García Durán, Vicente Tello Carrión y Armando Sacta Guamán, solicitaron la intervención de todas las autoridades del Azuay, para que ejecuten las acciones legales correspondientes, a fin de lograr la reparación de los daños causados y la sanción a sus autores, cómplices y encubridores; de manera que el cerro Caushín permanezca incólume, como patrimonio natural y cultural del país, en conformidad al Literal j) del Art.7 de la Ley de Patrimonio Cultural.
 
EL MACIZO DE “EL CAJAS”
Tales de Mileto dijo: “El agua es el principio de todas las cosas”. En verdad la vida comenzó en el agua. Hasta ahora el ser humano empieza vivir en el agua (líquido amniótico).
Desde tiempos inmemoriales, los pueblos se ubicaron donde había agua. Y hoy mismo, en los hogares modernos, no puede faltar el agua.
El suelo, para germinar las semillas, requiere del agua. Todas las formas de vida (aves, animales y plantas) no pueden existir sin el agua.
El cuerpo humano, en su mayor parte, está compuesto por agua; distribuida en todos los órganos y en todas las células.
El agua fortalece al cuerpo, lo limpia y purifica. Hay que beber agua diariamente para mantener buena salud. Una vez ingerida, es absorbida en el duodeno y el yeyuno, segmentos del intestino delgado; y en cinco minutos ya está en la sangre.
El agua tranquiliza de inmediato a la persona que tiene un susto. Y calma la pena o atenúa el dolor, cuando emerge a los ojos convertida en lágrimas.
Por tanto: el agua es medicina, el agua es salud, el agua es vida. Es un elemento insustituible para nuestra existencia.
La Madre Tierra, sabia y generosa, hizo el agua en estado sólido, para reserva permanente; en estado líquido, para consumo en cada instante; y en estado gaseoso, para que descienda en lluvia. Todo para beneficio de la vida.
Asimismo la Madre Tierra formó las montañas, los bosques, las lagunas, los páramos, los humedales. Un prodigio sinigual de esta maravilla es el MACIZO DE “EL CAJAS”: manantial de vida de la región, Reserva de la Biósfera, Patrimonio natural de la Humanidad; embellecido por chaquiñanes legendarios y el famoso Camino del Inca.
Siendo el MACIZO DE “EL CAJAS” un emporio natural de agua, para muchos pueblos y los 600 mil cuencanos y la población futura, tenía que ser protegido ydefendido a “sangre y fuego” por las autoridades municipales; cuya responsabilidad jurídica y moral no podían soslayar por ningún motivo, menos por el mortífero afán minero del correismo. Sin embargo permitieron el inicio de la megaminería en Río Blanco.
Además nada dijeron a favor de los defensores del agua, que fueron reprimidos, capturados y encarcelados; por el solo hecho de proteger el agua de los 600 mil cuencanos y la población futura.
Así pasaron los años. Mas repentinamente el Alcalde Marcelo Cabrera, convocó al Concejo Municipal, para tratar sobre la minería en El Cajas.
Desconfiada la comunidad cuencana, esperó el resultado de la Sesión, el Domingo 22 de Enero del 2017. Cuatro concejales correistas votaron obviamente a favor de la minería. En cambio la sorpresa fue que dos concejalas correistas, no sumisas y con criterio propio, votaron en contra de la minería. Y los diez concejales restantes votaron lógicamente en contra de la minería también.
Una Resolución histórica de la racionalidad, en protección de la salud y la vida de los pueblos y los 600 mil cuencanos que se benefician del agua del MACIZO DE “EL CAJAS”. Finalmente dicha Resolución quedó el Alcalde en entregar lo más pronto al Presidente minero Rafael Correa Delgado. Aunque tarde, la Resolución es algo. Pero no significará nada, si el Alcalde Marcelo Cabrera no encabeza la movilización social, para sacar la minería existente en el MACIZO DE “EL CAJAS”. Pues su actual comportamiento resultaría un modo oportunista de ganar popularidad, apareciendo antiminero, en tiempo de campaña electoral. Tanto más si el Gerente General de ETAPA, Ing. Iván Palacios, hace pocos días, en declaraciones públicas indicó que está buscando en otros lados nuevas fuentes de agua para Cuenca. Donde ? Acaso se está rehuyendo primero la expulsión minera en defensa y conservación del MACIZO DE “ EL CAJAS.



 


ENCUESTA
¿Está de acuerdo usted que el Tranvía pase por la Calle Gran Colombia en Cuenca?
SI
NO

resultados


  Dirección: Sucre 3-90 y vargas Machuca
3er. Piso, oficina #31
Teléfono: (593-7)2841019
Fax: (593-7)2841103

Copyright © 2012 PROCORP