Ediciones Anteriores
 
Año 21 - Febrero/2020
BIMESTRAL
N° 115
turismo    INICIO      Virenes 07 de Agosto del 2020    
  EDITORIAL

  NACIONAL
EL EXAMEN DE INGRESO UNIVERSITARIO
LA CARRERA PRESIDENCIAL
LAS ELECCIONES Y EL ESPEJISMO DE LA DEMOCRACIA
INCUMPLIMIENTO DE ACTIVIDADES

  DENUNCIA
INSTALAN CAMARAS DE AUDIO Y VIDEO

  ENTREVISTA
CECILIA MENDEZ MORA

  COMUNIDAD
SIONAS

  PATRIMONIO
CENTRO HISTORICO SE DETERIORA

  ANIVERSARIO
EN TORNO AL BICENTENARIO

  REPORTAJE
BARRIO CAYAMBE

  TRADICIONES
SEÑOR DE LAS AGUAS DE GIRON
COCINA CUENCANA

  CULTURA
RUBEN DARIO
PAGINA LITERARIA
RODRIGO ELIAS ASTUDILLO ASTUDILLO
LUIS TORRES GOMEZ

  TURISMO
NUEVA DELHI

POR: Gabriela Astudillo P.

 

 


Nueva Delhi
Conocer el continente asiático, fue uno de mis sueños universitarios, cuando en las aulas  hacía bocetos en las mesas de dibujo, o cuando fantaseaba en las clases de historia con ilustraciones y videos de una incipiente tecnología; era como un mundo mágico, lejano e inalcanzable, lleno de misterios, una mezcla milenaria de cultura, misticismo y religión; en donde cada detalle arquitectónico tenía una intención, la geometría, los números, las formas, dimensiones y colores tenían sentido. Han transcurrido ya veinte años y aquel anhelo se me cumplió. Hoy evoco, como en un caleidoscopio, al avión rojo con blanco de Air India, junto a la soñadora de mi madre-que también disfrutó del exótico país- y a mi hermano Sebastián, que en cambio se regocijaba por el vuelo de casi diez horas desde Madrid…

Así inició esta apasionante aventura, luego de recorrer algunos países de Europa, llegamos al aeropuerto Indira Gandhi en Nueva Delhi, capital de la India; en el sentido físico y alegórico era su entrada, una ciudad llena de contrastes con una dialéctica historia; retrocediendo en el tiempo: la Delhi Vieja, la ciudad amurallada, con una explosión demográfica preocupante y caótica; y la Delhi Nueva, que es la ciudad moderna del siglo 21, rica en construcciones majestuosas. Recorrimos su geografía iniciando por la famosa Puerta de la India o el Memorial de Guerra, que es como un arco triunfal ubicado en el centro de la ciudad, en conmemoración de la muerte de los soldados durante la primera Guerra Mundial, cuyos nombres están inscritos sobre las paredes del monumento; por ello todo el tiempo permanece una llama encendida en la parte baja en honor a quienes murieron en los enfrentamientos entre India y Pakistán.

Luego el Qutub Minar, el minarete más alto de la India, una torre de victoria de la primera dinastía islámica, su construcción fue completada por Iltutmish -cuya hija Razia Sultán se distinguió por ser la primera mujer que reinó Delhi- tiene 5 pisos en piedra arenisca roja, decorada con diseños geométricos y versos del Qurán (Corán); en su interior se encuentra la tumba de Iltutmish tallada con paternos geométricos y caligráficos. 

En una línea recta trazada desde la Puerta de la India, está el edificio del Parlamento: Rastrapathi Bhawan, una construcción de ladrillo y piedra de estilo clásico e indio a la vez, evidenciando un claro sincretismo de elementos del Imperio Mogol, y del arte budista e hinduista, en donde funcionaba la residencia del presidente. Después el templo de Gurudwara Bangla Sahib de religión “sijismo”, donde sobresale el contraste entre su cúpula dorada con las paredes y piso de mármol blanco, junto a la fuente gigante que es reconocida por ser milagrosa y curativa, ya que en el año 1664 el Gurú Har Krishan, residió en ella y apoyó a los afectados de cólera ofreciendo auxilio y agua fresca procedente del pozo de la casa. 

Hacia el sureste de la ciudad se abre el templo Flor de Loto, como su nombre lo dice una edificación señorial en forma de flor, compuesta de 27 pétalos revestidos de mármol, dispuestos en grupos de tres, para formar nueve lados, simbolizando el todo y la unidad; conocida como la “Casa de adoración Bahá’í” que fue inscrita en la Lista Indicativa de la India -paso previo a ser declarado Patrimonio de la Humanidad- en la categoría de bien cultural; invita a que en su interior se dé lectura a las sagradas escrituras de cualquier religión e idioma; sin embargo, no se permite tocar ningún instrumento, ni ruido alguno, por respeto a la meditación.

Por otra parte, hacia el norte, sobresale la Mezquita Jama (Islamismo) levantada por el mogol Sha Jahan, una de las mezquitas más grandes de Asia, misma que en su patio de 15.000 m2, puede tener más de 20.000 devotos a la vez, durante los festivales, evidenciando la importancia del culto; consta de tres grandes puertas de acceso, cuatro torres y tres cúpulas de mármol en la azotea, que están rodeadas por los dos minaretes de cuarenta metros de altura, sobresaliendo en su construcción también la arenisca roja y el mármol blanco. En la puerta norte existe una colección de reliquias de Mahoma: el Corán escrito en cuero, un pelo de barba roja del profeta, sus sandalias y sus huellas incrustadas en un bloque de mármol.

Cerca de la mezquita se encuentra el Fuerte Rojo, sede antigua del emperador, donde el primer ministro de la India desplega la bandera nacional en el Día de la Independencia. El Raj Ghat, un memorial en recuerdo del líder hindú Mahatma Gandhi -“Si no tienes religión, yo te recomiendo una: La Verdad…”-, a cielo abierto y con una llama eterna en uno de sus extremos, se podía leer: Hey Ram, que significa “Oh Señor” (sus últimas palabras). Al otro lado del Río Yamuna está el moderno Templo de Akshardham,  un complejo de templos hinduistas de piedra arenisca rosa y mármol de Carrara, tallados de arriba - abajo con detalles artísticos: deidades, bailarines, músicos, plantas y animales que representa distintos estilos arquitectónicos de la India, con 9 cúpulas, cientos de columnas y estatuas; y un pedestal para rendir homenaje a los elefantes por su importancia simbólica.


 


ENCUESTA
¿Está de acuerdo usted que el Tranvía pase por la Calle Gran Colombia en Cuenca?
SI
NO

resultados


  Dirección: Sucre 3-90 y vargas Machuca
3er. Piso, oficina #31
Teléfono: (593-7)2841019
Fax: (593-7)2841103

Copyright © 2012 PROCORP