Ediciones Anteriores
 
Año 19 - Diciembre/2017
BIMESTRAL
N° 102
comunidad    INICIO      Miércoles 23 de Mayo del 2018    
  EDITORIAL

  INTERNACIONAL
CHIAPAS: EL VALOR DE LA INSURGENCIA

  POLÍTICA
LA SOCIEDAD CIVIL ACTÚA ANTE LA IRRESPONSABILIDAD DE LOS GOBIERNOS
ECUADOR: LABORATORIO SOCIAL
YA BASTA DE ENGAÑOS Y MENTIRAS
EL REGRESO DE CORREA

  DENUNCIA
EL CRIMINAL Y LUCRATIVO NEGOCIO DE LOS MEDICAMENTOS CADUCADOS
"EL POLÉMICO DE LA CORONA"

  REPORTAJE
MANUELA GARAICOA DE CALDERÓN

  CULTURA
CÉSAR DÁVILA ANDRADE
NERUDA
POETA Y GESTOR DE LA CULTURA

  COMUNIDAD
ANIVERSARIO DE FEPAPDEM
UN VERANO EN BOSTON
NAVIDAD Y CONSUMISMO

POR: Ruth Ofelia Muñoz Arce

 

 


Navidad y consumismo
La tradición de la Navidad es para las familias cristianas compartir  el nacimiento de Jesucristo, dentro de nuestra sociedad se conmemora este suceso con misas, pasadas del Niño, reuniones familiares, pero con el paso del tiempo y los avances de la tecnología han hecho de esta fecha una ocasión para ir de compras.

Al menos 174 países de los 201 existentes celebran la Navidad como una época de tradición familiar, de encuentros, de paz, de Amor, de prosperidad de bienvenida al Niño Jesús.

Sin embargo la esencia de esta festividad va superponiendo las ideas capitalistas que invitan a comprar regalos y más regalos auspiciados por la publicidad que muestra las ofertas de juguetes, electrodomésticos, ropa, calzado,  tantos y cuántos objetos que son publicitados desde el mes de noviembre y terminan en enero.

El consumismo ha cambiado la esencia misma de la Navidad de la tradición se ha pasado al consumismo para adquirir productos para las grandes cenas y fiestas, las decoraciones de los hogares todo ello hace que las familias ya no piensen en reunirse para tener un momento de unidad sino que el capitalismo ha impuesto en las mentes de las personas la idea de que para celebrar la Navidad es necesario ir de compras, es necesario regalar algo a todos los miembros de la familia, sino hay regalo no hay fiesta, es una idea vana espiritualmente, pero para el capitalismo es la ocasión de generar más dinero, mas plusvalía, deshacerse de la manera que sea de su grandes stocks de mercaderías.Podríamos decir con certeza que en la actualidad la Navidad se ha mercantilizado al igual que otras celebraciones.

Todo el año las personas se quejan de los precios de los productos en los mercados y locales comerciales pero al llegar la Navidad las quejas desaparecen y los almacenes, mercados y demás negocios se llenan de gente que quiere comprar aprovechando las ofertas fabulosas, los supuestos descuentos, los pagos diferidos hasta tres meses y no se dan cuenta que las mercancías en esta época son aún más costosas.

La idea de consumir lleva a la gente a endeudarse, a gastar todos los aguinaldos, sobresueldos y hasta a solicitar adelantos de sueldos para poder comprar hasta lo que no necesitan, acuden a las tarjetas de crédito, muchas veces adquieren productos innecesarios.
La gente piensa en no dejar sin regalos a sus hijos, hermanos, padres, abuelos, amigos para demostrar el cariño, el amor que tienen a sus parientes y semejantes, pero lo que de verdad están haciendo es inclinándose a los afanes  del capitalismo de acumular más y más dinero para ello utilizan y manipulan los sentimientos de las personas, exhiben en los almacenes la figura de papá Noel para la compra de juguetes para los niños, dicen que esta fiesta es de los niños y a ellos hay que agasajarlos, no pueden ser ignorados.

La publicidad es la aliada principal del capitalismo, el consumismo aprovecha todos los espacios de los medios, noticias, telenovelas, reportajes y todos los programas para inducir a la compra compulsiva de mercancías. Según estudios en España, Estados Unidos, Colombia en el mes de diciembre se realizan al menos el 50 e compras de todo el año.

Pero frente a la idea de felicidad también está la  de carencia, cerca de mil millones de personas viven en la pobreza extrema, según la ONU,  para los pobres no hay Navidad, no hay alegría, los pobres se sienten relegados en esta ocasión, solo reciben regalos a veces lo que otros rechazan, también el capitalismo aprovecha de esta situación para vender a las instituciones y personas “ filántropas” las mercancías para alegrar a los niños pobres con juguetes y caramelos para esta fecha ya que todo el año los niños y todas las personas pobres carecen de lo más indispensable  para su diario sustento. Son las dos caras de la medalla:  opulencia y pobreza se juntan y se chocan en Navidad demostrando las contradicciones profundas del sistema capitalista.


 


ENCUESTA
¿Está de acuerdo usted que el Tranvía pase por la Calle Gran Colombia en Cuenca?
SI
NO

resultados


  Dirección: Sucre 3-90 y vargas Machuca
3er. Piso, oficina #31
Teléfono: (593-7)2841019
Fax: (593-7)2841103

Copyright © 2012 PROCORP