EDITORIAL

“No hay crimen perfecto”. “La justicia tarda pero llega”. “Justicia que tarda no es justicia”. “El mundo da la vuelta”. “No hay mal que dure cien años, ni cuerpo que se resista”. “Más pronto cae el mentiroso que el ladrón”. “Con la misma vara que mides serás medido”. “Ladrón que roba a ladrón tiene mil años de perdón”. “Qué fácil es mentir sin despeinarse”. “Sólo son propinas”.

Donde se hunde el dedo, salta la pus de la corrupción, esa corrupción que durante diez años se alzó con el santo y la limosna. La mentira de la mesa tendida, se convirtió en una pesadilla para el nuevo gobierno. El cuento de las mentes lúcidas, manos limpias y corazones ardientes, que martillaron, sin descanso, por todos los medios, mañana, tarde y noche, por los cuatro costados de la geografía, una sucia artimaña publicitaria manejada siniestramente por el que se creyó el amo y señor de todos los poderes del Estado, con la complicidad de su equipo de “genios”, que hicieron de las suyas pensando que la impunidad sería para toda la vida. Fue una etapa sombría por el deseo desmesurado de perpetuarse en el poder, como dijo hace poco el mismísimo Presidente Moreno, otrora aplaudidor de las hazañas de su ahora archienemigo, auto refugiado en Bélgica, por temor a que la justicia le meta la mano por el diluvio de delitos cometidos durante la década saqueada. 4 pelagatos reseñó cada una de las mañoserías así:

Pativideos, narcovalija, El Gran hermano, El Comecheques, Sobreprecios en el Ministerio de Deportes, Caso de las ambulancias y la ministra Chang, Palo Azul, Chevron, Petrochina, EQ2, Los helicópteros Dhruv, Los armeros de Chimbo, El Aromo, Invermun, Cuarto Puente en Babahoyo, Rodrigo Aucay, Venta de granola por Nutrival en el MIESS, Manejo de Gamavisión y los otros canales, Visas para extranjeros (hermano de Marcela Aguinaga), Avionetas mexicanas en Ecuador, Médicos cubanos, Medicinas expiradas, Senaim y sus millones para espiar a los ciudadanos, Manejo y quiebra de las empresas incautadas a los Isaías, Dayuma, Cocinas de Inducción, Avanza, partido armado en el IESS, Títulos de Glas, Cofiec, Pedro Delgado, El CNE y las firmas falsas,  Venta del Pacific National Bank, Marcas públicas registradas por funcionarios AP, Cosurca, Chauvin, Casos chalecos y Ricardo Antón, Venta La Clementina y droga incautada, Chuky Seven, Caso Roberto Cuero, Asalto a la revista Vanguardia, Radares chinos, Tecnistamp y los informes policíacos, Acuerdos con Pdvsa, Ares Rights, Cheque cervecero, Vialmesa, Mcsquared, Coca Codo, Caso Daisy Espinel, Caso Marún (carreteras millonarias), Eica, Senagua, Visados chinos, Pistolas Glock, Vielmesa, Camilo Samán y la CFN, Irina Cabezas, Paco Velasco, Estudiantes Colegio Mejía, Los 10 de Luluncoto, Allanamiento a la casa de Fernando Villavicencio, violación a la oficina de Clever Jiménez, Monte Sinai, La Trinitaria, Coronel Carrión, Francisco Endara, Galo Lara, mayor Fidel Araujo, Fernando Balda, Persecución a la Comisión de la Verdad, Guadalupe Llori, Emilio Palacio, caso Froilán Jiménez, Jorge Gabela, José Tendetza, Bosco Wisuma, Edificio Unasur, Tráfico de influencias en el Sercop, Aeropuerto de Tena, Instituto Nacional de Investigaciones Gerontológicas en Vilcabamba, Pases policiales, Multipropósitos Baba, Parque los Samanes, Refinería del Pacífico, Peculado en el Miduvi, Aeropuerto de Santa Rosa, Pago por frecuencias, Manejo del Biess, Yachay, Lenín Moreno en Ginebra, Manejo de la deuda con China, Uso del avión presidencial, Manejo del Banco Central, Repotenciación de la refinería de Esmeraldas, Contratos con la China, Los nuevos ricos del Ecuador… Ah, y el caso Odebrecht.

¡Lo hicimos!. Lo conseguimos!. Los pillastres, unos están prófugos, otros encarcelados como mi pobre angelito que goza de vacaciones pagadas en punta cana. La libertad de expresión, ni se compra, ni se vende, ni se transa.